3 Cámaras para empezar con la fotografía analógica.

Hace algún tiempo escribimos un artículo sobre ¿Por qué cambiar megapixels por película te hace mejor fotógrafo? y cómo muchos os habréis dado cuenta, cada vez es más popular. Aun que hay muchas cámaras en el mercado de segunda mano, hay algunas que se han hecho más populares y por lo tanto los precios han ido subiendo rápidamente llegando incluso a ponerse algunas bastante caras.

En este artículo propongo tres cámaras analógicas que son muy potentes y que aún no han dado el salto a la fama y por lo tanto siguen teniendo unos precios muy buenos.

1. Nikon FE
Nikon FE, Analogue photography, analogue cameras

Con las Nikon F es difícil equivocarse, son cámaras muy fiables, bien construidas y con una gama de ópticas espectacular ya que la marca nunca ha cambiado la montura y salvo por algunas excepciones, los objetivos que puedes escoger son muy baratos.

Pero, ¿Por qué la FE? Bien, este modelo construido entre 1978 y 1984 fue la alternativa de Nikon a sus cámaras profesionales para un público amateur, pero muy exigente. Con el cuerpo basado en la todo poderosa Nikon FM y muchos de los automatismos de la mítica F3, la FE combina lo bueno de aquellos dos modelos, una agilidad y precisión perfectas y unas dimensiones que compiten con las “mirrorless” mas pequeñas del mercado actual, aunque no te equivoques, es pequeña pero un auténtico acorazado.

¿Su precio? Bueno, ahora mismo la puedes encontrar en buenas condiciones por unos 100€ pero atención por qué está subiendo, ¡y rápido!

2. Olympus 35 SP
olympus 35 SP, analogue photography, analogue cameras

Para los que tenéis puesto el ojo en una telemétrica pero vuestro presupuesto no da para una Leica M esta es vuestra cámara.

En el mercado desde 1969 a 1975, es una de las pocas telemétricas de Olympus (o de cualquier otra marca en la época) que tiene un sistema de medición ponderado al centro y puntual cosa que, sumada a su pequeño tamaño y excelente óptica, la hacen una bestia de la fotografía callejera.

La 35 SP monta una óptica fija y no intercambiable de 42mm 1.7 que da unos resultados espectaculares, pero una de sus grandes ventajas sin duda es su visor y telémetro que rivalizan incluso con las Leica M en claridad y facilidad de uso, y como guinda del pastel la 35 SP también tiene modos semi-automático con prioridad al diafragma, velocidad o “full auto” que sumado a la precisión del fotómetro te hará la vida mucho más sencilla a la hora de acertar con tus exposiciones.

Y aquí viene lo mejor, la puedes encontrar por unos 150€ pero como es el caso de su compañera de artículo, su precio también está subiendo rápido.

3. Yashica Mat 124-G
yashica matt 124 G

Incluso en el mundo de la fotografía analógica, hablar de formato medio es sinónimo de caro, pero también es sinónimo de calidad y de ese “no sé que” especial que tiene el formato. ¿Cómo introducirte al formato medio sin hacer un agujero en tus bolsillos? Te preguntarás, creo que la respuesta está en las TLR, siglas en inglés de réflex de doble lente.

La Yashica Mat 124-G me gusta especialmente por varias razones, la primera es su óptica, un 80mm 3,5 que traducido a formato completo sería como un 50mm muy práctico y polivalente que pese a no tener la mayor de las luminosidades es increíblemente nítido en todos sus diafragmas y al ser formato medio y perder profundidad de campo, a f/3.5 aún conseguimos ese particular “bokeh” que tanto nos gusta de este formato.

Por otro lado, algo que encuentro interesante de las TLR es la rapidez de enfoque. Pensadas para un uso general, las TLR tienen una rueda de enfoque con un recorrido corto y rápido, si lo comparamos con otras como las Hasselblad, que son cámaras diseñadas específicamente para retratos o situaciones muy estáticas como paisajismo o trabajos de estudio.

Y por último su facilidad de uso. Al principio una cámara de formato medio puede parecer intimidante, pero las TLR funcionan básicamente como cualquier otra cámara, abres la parte trasera, cargas el carrete, cierras y a disparar.

¿Y su precio? Al ser una cámara bastante antigua los precios son más variables pero puedes encontrar una en buen estado por unos 150/200€ y sí, esta también subirá rápido, y es que la fotografía analógica está cogiendo mucha fuerza, así que no esperes más y lánzate a probar.

¡Síguenos en Instagram!

@the_raw_society | @jorgedelgadophoto | @christelle_enquist

También te puede interesar:

Mississippi Delta Cowboys and Cowgirls project by Rory Doyle
black and white, blanco y negro
7 artisans review
las emociones a la hora de editar
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *