Cómo cambiar el mundo con tus fotos

El título de este artículo es pretencioso donde los haya pero en cualquier caso si lo estás apunto de leer es por que algún sentido puede tener.

“Cambiar el mundo” y “fotografía” es una combinación extraña, pero si miramos algunos datos, nos damos cuenta de que se publican 80.000.000 de fotos al día en Instagram y si además pensamos que en el mundo hay un montón de cosas que cambiar, podemos empezar a entender que esa cantidad de contenido, en realidad, puede influir.

Empecemos por la fotografía, luego cambiamos el mundo:

¿Quién sabe quien fue Cartier-Bresson?

Henri Cartier-Bresson fue un fotógrafo francés que junto con Robert Capa y David Seymour fundó allá por 1947 la agencia Magnum, uno de los máximos referentes en fotografía. Bresson empezó su trabajo en los inicios de la segunda guerra mundial, y con su “momento decisivo” popularizó uno de los estilos fotográficos que están actualmente más de moda, la fotografía callejera.

La fotografía callejera, trata de documentar la vida cotidiana, haciendo de momentos ordinarios algo especial y así, contar como es la vida.

Bresson decía que para hacer buenas fotos había que alinear la mente, la mirada y el corazón.

Suena un poco místico, no habla de cámaras ni marcas, ni megapíxeles ni nada de eso, así que ¿a que se refería Bresson?

Os voy a contar 3 historias que creo que lo explican:

Cambiar el mundo
1. La mente.

La parte lógica, la comprensión del entorno, lo tangible, el dinero.

Un día estaba navegando por internet cuando di con una conferencia de Michio Kaku, un físico y futurista que hablaba del futuro de la economía mundial, a grandes rasgos explicaba que el capitalismo es un sistema que parece que no se va a poder cambiar pero que aún así, es un sistema que varía en cuanto a valores, ya que los productos, como las cámaras de fotos, las teles o incluso la comida van perdiendo valor con el paso del tiempo. Pero el capital intelectual, los conocimientos, el arte, la ciencia es algo que cada vez va a tener más y más valor, ahora mismo las personas más ricas del mundo son los programadores de Google, inventores de Facebook, etc.

En ese sector ya lo estamos viendo y para los que saben de esto, es un indicativo de que el resto de capital intelectual también va a coger valor con el tiempo.

Inglaterra gana más dinero con el Rock que con el carbón actualmente, por lo tanto, la lógica nos dice que la fotografía como arte, como conocimiento también va a tener más valor que el pan, es cuestión de tiempo.

2. La mirada. 

Es la creatividad, la composición, el uso de la luz el diseño de la imagen y de la escena. Es el lenguaje con el que vamos a explicar lo que queramos explicar.

En un workshop una alumna me preguntó: ¿Estas fotos que haces, estas composiciones, son cuestión de suerte verdad? ¿Es algo que ves después de hacer la foto? A lo que le respondí que no, que la suerte en fotografía existe pero no es determinante, practicando y conociendo el medio te puedes anticipar a las escenas para capturarlas como tienes pensado, para diseñarlas antes de que sucedan.

La observación junto con la técnica, mi mirada, es lo que me hace capaz anticiparme y de esperar hasta que pase, lo que quiero que pase.

3. El corazón.

Es el sentimiento, el apego emocional que tienes por un lugar, por una persona o por una historia. El corazón es lo que te hace disfrutar y tener experiencias que te cambien como persona, va a hacer que estés abierto a experiencias nuevas. Es lo que hace que te enamores. es lo que va a marcar la diferencia cuando vayas a explicar tu historia.

Hace un par de años, decidí que era el momento de cambiar mi camino profesional. Había estado trabajando como fotógrafo profesional más de diez años centrando mi trabajo en moda, fotografía de producto y publicidad, pero un día me di cuenta de que ese tipo de fotografía, aunque económicamente es más cómodo no me llenaba intelectualmente, pero siempre había tenido esa idea romántica del intrépido fotógrafo de National Geographic que viaja por el mundo descubriendo y documentando todo tipo de maravillas, así que de un día decidí dar el paso y me puse a buscar un proyecto que pudiese abrirme las puertas de este complicado mundo laboral.

Por varias razones que ahora no vienen al caso decidí que mi primer destino sería Nepal. Justo hacia un año del gran terremoto que devastó el país y pensé que podría encontrar algunas historias, y sin duda las encontré, pero estas me afectaron en un modo mucho mas emocional y personal de lo que esperaba y rápidamente me di cuenta de que tendría que dejar de lado el aspecto comercial del viaje y me dejé llevar totalmente por la experiencia. Conocí a gente increíble y me pasaron todo tipo de cosas curiosas e interesantes y durante un mes exploré el país sin más propósito que dejarme maravillar. Y me enamoré. Del país, de la gente, de la luz y del no entender.

Además, por una de esas casualidades de la vida tuve la oportunidad de fotografiar una ceremonia a la que los extranjeros no dejaban asistir y como resultado de eso pude hacer una de las mejores fotos que he hecho y además esa foto de ese momento tan especial, fue la primera foto que me publicaron en National Geographic.

Así que resumiendo, en fotografía tenemos la lógica, la creatividad y el amor.

Eso se traduce en viajes, experiencias personales, conexiones humanas, en hacerte preguntas que no te habías hecho antes, en derribar prejuicios.. en definitiva te afecta en como te relacionas con los demás, como experimentas el mundo, como cuentas el mundo a través de tus fotos… Te cambia.

«Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a ti mismo»

– Mahatma Gandhi

Da igual si  tus fotos las ven 100.000 personas o 10, siempre habrá alguien al que puedas inspirar.

Y así es como puedes cambiar el mundo con tus fotos.

¡Síguenos también en Instagram!

@the_raw_society | @jorgedelgadophoto | @christelle_enquist

También te puede interesar:

My dad for a while, padreGinebra Peña
7 artisans review
fotógrafo viajero
mission gold
Yemen by Samuel Aranda
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *