¿Por qué deberías procesar  tus fotos?

Si habéis leído algunos artículos de este blog a estas alturas ya sabrás que no soy uno de esos fanáticos de la calidad de imagen y de inspeccionar las fotos en el ordenador pixel por pixel buscando ruido. Pero una de las cosas a las que si animo a mis alumnos en los talleres o viajes fotográficos es a disparar en .RAW.

¿Por qué? Pues muy sencillo, para empezar, por la flexibilidad de los archivos en cuanto a recuperación de altas luces y cosas de este tipo, pero sobre todo por que disparando en .JPG directo, es la cámara la que decide el procesado de la foto y eso puede ser práctico, pero hace que pierdas parte del proceso creativo de tu trabajo.

A menudo, especialmente en fotografía callejera y documental, muchos fotógrafos dan a entender que todas sus fotos están hechas sin ningún tipo post procesado, que tal cual han disparado así era la escena y en algunas ocasiones, es posible que sea cierto, sin embargo, la gran mayoría de veces no lo es.

De hecho de lo que no hablan mucho los muy “puristas” es que incluso antes del digital, también se procesaban las fotos. Por ejemplo en la foto de la izquierda de Dennis Stock, fotógrafo de Magnum, podéis ver las notas que el fotógrafo daba como instrucciones para su laboratorio, y a la derecha el resultado final. (Como este ejemplo hay muchísimos más que podéis encontrar en Google).

Como decía antes, el formato .RAW te da más margen a la hora de recuperar altas luces, sombras o reducción de ruido, cosa que es genial, ya que si partimos de la base de que en lo que nos tenemos que concentrar es en composición, luz, momento, historia etc. mientras estamos sobre el terreno, esa flexibilidad hace que nos tengamos que preocupar un poco menos en los aspectos técnicos.

Dicho esto, el post procesado va mucho más allá.

Se trata de tu visión final y personal de tu trabajo. Es donde vas a controlar de una manera más precisa el balance de blancos, (tal vez estás haciendo una serie sobre la soledad en las grandes ciudades y te interesa dar un tono más frio a tus fotos) o enfatizar las zonas de la foto con más exposición o con menos (como Dennis Stock con James Dean) o hacer tu propia interpretación de un blanco y negro, sin la necesidad de usar filtros, usando los canales de color y sin la necesidad de hacer innumerables pruebas con el técnico de laboratorio, en este caso el laboratorio es tu ordenador y tu revelas como más te convenga.

Como he contado varias veces, la fotografía es un medio de expresión personal y si te saltas una parte del proceso hay una parte de tu historia que te dejas por el camino y en manos del fabricante de tu cámara.

Se que a veces programas como Lightroom, Camera RAW, Capture One etc.  pueden parecer un poco abrumadores, pero te animo que investigues, pruebes las posibilidades del post-procesado y experimentes. Verás como tu fotografía adquiere toda una nueva dimensión.

Si estás en Barcelona y quieres mejorar tus habilidades de procesado, apúntate a nuestro taller. 

¡Síguenos en Instagram!

@the_raw_society | @jorgedelgadophoto | @christelle_enquist

También te puede interesar:

Man walking back from essaouira (esauira) port
black and white, blanco y negro
lighting
fotógrafo viajero
Storytelling and editingJorge Delgado-Ureña
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *